Sin titubear y a paso firme, el Gobierno boliviano, con apoyo del sector médico y los Sedes departamentales, ya superó los 3,5 millones de bolivianos vacunados contra el Covid en todo el territorio nacional, esto entre primeras y segundas dosis, mostrando nuevamente que el compromiso por cuidar la salud de los bolivianos ante la pandemia no sólo sigue vigente, sino cada día aumentan más los esfuerzos para ampliar la dotación de las Dosis de Esperanza.

Este esfuerzo es posible gracias a las gestiones gubernamentales con otros países, lo que permite que cada tiempo nuevos lotes de 500 mil o hasta un millón de vacunas arriben al país para proseguir con esta batalla, pese a que algunos medios de comunicación y autoridades regionales traten de desprestigiar estos logros y utilicen el momento para generar algo de crédito personal.

Ejemplos hay muchos, pero basta con mencionar algunos como el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, quien a un principio, sobre todo en su campaña, alzó la voz prometiendo conseguir vacunas para el departamento, pero hasta ahora ni siquiera se pronunció al respecto.

Otro claro ejemplo es Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz, quien en medio de altanerías y mal aconsejado por su organización, el Comité Cívico pro Santa Cruz, instancia que presentó una lista de vacunas con precios que doblan los ofertados en el mercado internacional, ni siquiera hizo un solo trámite para cumplir con su palabra y adquirir inmunizantes para los cruceños; sin embargo ahora, cuando las campañas del Ejecutivo están dando resultados positivos, grita que los vacunados aumentan, tratando de quitarle el crédito al Gobierno, verdadero artífice de estos logros.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, Santa Cruz es el departamento con la mayor cantidad de beneficiarios de la primera dosis, habiendo alcanzado esta jornada los 780.044 inmunizados.

También señala que la cifra de vacunados con la segunda dosis de la vacuna ascendió a 929.229, siendo Santa Cruz el departamento que tiene la mayor cantidad de beneficiarios con 268.588. Le siguen La Paz con 221.004 y Cochabamba con 179.066.

A mediados de junio de este año, el Gobierno aprobó un decreto supremo que facilita a los gobiernos subnacionales la adquisición directa de vacunas contra el Covid-19, cuyo objetivo es proteger la salud y la vida de los bolivianos, siendo que el Ministerio de Salud y Deportes, como ente rector del sistema nacional de salud, verificará el cumplimiento de los requisitos para la contratación directa.

Para esto pidió simplemente cuatro pasos: Certificado de Origen de la vacuna emitido por el laboratorio productor; la garantía del proveedor de la cadena de frío para el traslado desde el laboratorio productor hasta el país; un informe que garantice el manejo de la cadena de frío al interior del país de acuerdo a las especificaciones técnicas del tipo de vacuna; un plan de vacunación que se enmarque al Plan Nacional de Vacunación, especificando la universalidad, gratuidad y voluntariedad, y el Registro Sanitario de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología en Salud (Agemed) u homologación.

Estas facilidades se dieron con el objetivo de permitir que aquellos alcaldes o gobernadores que tanto hablaron de realizar compras directas a las empresas que están vendiendo las dosis anticovid puedan acceder con mayor facilidad a las mismas, pero no existe el inicio de ningún trámite hasta ahora.

La única excepción a este caso es la Gobernación de Potosí, la    que apunta a adquirir la vacuna Abdala contra el Covid-19 que desarrolló Cuba, para eso solicitó el respaldo técnico jurídico del Ejecutivo para adquirir el lote de inmunizadores lo más antes posible.

Mientras la oposición sigue con sus discursos vacíos para tratar de desprestigiar la campaña gubernamental, el Estado sigue asegurando la dotación de las vacunas para superar los 7 millones de inmunizados, meta inicial del Estado para cerrar el ciclo de contagios y garantizar la vida de los bolivianos, a paso firme y sin dejar que las campañas de desprestigio afecten su trabajo.

linkedin