El cuadro atigrado se aplazó en el juego de conjunto. (Fotos: Jorge Mamani)

• Ahora El Pueblo /

The Strongest sufrió una vergonzosa derrota en condición de local a manos del equipo brasileño del Ceará por 1-2, en partido de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana, que se jugó anoche en el estadio Hernando Siles.

El Tigre fue un flan en la defensa e inefectivo en la ofensiva, dos factores que primaron para quedar prácticamente fuera de la pelea por avanzar a la próxima ronda del certamen copero.

Comenzó con un gol de camarín porque a los cinco minutos se puso en ventaja con tanto de Luciano Ursino, quien aprovechó una pelota que rebotó en el hombro de Adrián Jusino para definir con un derechazo alto.

En vez de aprovechar el momento anímico para ir con todo al frente y buscar ampliar la ventaja, se quedó a controlar el balón sin generar situaciones de peligro sobre el arco del rival, que se defendió y atacó de contragolpe.

El cuadro atigrado se aplazó en el juego de conjunto al no hilvanar jugadas en profundidad y claras para llegar al gol. En lo individual Henry Vaca no tuvo el acompañamiento de sus compañeros, que se dedicaron a dar vueltas sobre la misma acción.

Vaca intentó llevar peligro, pero solo no pudo lograr su objetivo.

A los 19’, Vina remató una pelota que pegó en el pecho del golero Guillermo Viscarra. A los 33’, Ceará marcó un gol que fue anulado por posición adelantada.

En el complemento el panorama no cambió y a los 48’ Ursino tuvo la oportunidad para ampliar la diferencia pero remató alto.

Cuando más cerca estaba de convertir el segundo, el contrario salió de su defensa, avanzó y llegó con peligro hasta el arco de Viscarra, hasta que llegó el tanto de la igualdad a los 70 minutos. Adrián Jusino, que arrancó bien, dejó un vació que aprovechó Erick luego de un pase filtrado de Geovane para el 1-1.

El tanto fue un envión anímico para el cuadro brasileño que con pases en profundidad y a las espaldas de los defensores, que no tenían reacción, quedó en dos ocasiones cerca de desnivelar la cuenta, pero Viscarra salvó en una, y Triverio sacó el balón con la cabeza en otra.

El Tigre buscó entre el desorden y la desesperación el gol del triunfo, pero fue el rival que lo convirtió a través de Ze Roberto a los 93 minutos, quien aprovechó un mal pase de Jaime Arrascaita para definir con un remate cruzado y decretó la caída del Tigre en casa.

El festejo de Ze Roberto luego de convertir el tanto del triunfo de Ceará.