Los insumos de bioseguridad donados por Unicef. (Foto: Unicef)

Bolivia Digital

Unicef entregó este lunes al Gobierno Autónomo Municipal de El Alto (Gamea) materiales de desinfección y bioseguridad para fortalecer las intervenciones de los programas de atención a la primera infancia en ese municipio durante la pandemia del coronavirus (COVID-19).

La donación de alcohol líquido, alcohol en gel, jabón líquido antibacterial, desinfectante de piso y detergente en polvo, llegará a familias con niñas y niños menores de 5 años, a través de las diferentes modalidades de programas de atención a la primera infancia que desarrolla el municipio alteño. Los insumos entregados tienen un valor de Bs 44.100, señala un comunicado de prensa.

La entrega de los suministros se complementará con la capacitación y recursos educativos orientados a apoyar a las familias como: cartillas, cuñas radiales, audiovisuales en formato virtual en idioma español y aymara.

Los servicios del municipio alteño dirigidos a la primera infancia se vienen adecuando al contexto de la pandemia del COVID-19 y transmiten mensajes a las familias sobre el cuidado cariñoso, actividades de juego y comunicación en casa, así como orientaciones para que los niños y niñas más pequeños sigan aprendiendo en el hogar, vía llamadas, mensajes por WhatsApp, visitas domiciliarias y medios radiales.

La Secretaria Municipal de Desarrollo Social (SMDS) distribuirá los suministros donados por Unicef a los Centros Infantiles del Programa Municipal de Atención a la Primera Infancia PAN Manitos.

Unicef apoya desde 2018 a PAN Manitos en la revisión y actualización de lineamientos de funcionamiento del programa, capacitación a educadoras y equipos técnicos, así como la elaboración de estrategias para el monitoreo de la calidad y mejora del servicio.

El COVID-19, está impactando la vida y el desarrollo de los niños y niñas de todo el país, el cuidado de la niñez y las responsabilidades de atender el hogar se han incrementado considerablemente y significan un mayor desafío particularmente para los padres y madres que deben buscar la manera de cuidar a sus hijos mientras cumplen con sus responsabilidades laborales y asegurar ingresos económicos. En este nuevo escenario UNICEF apoya los servicios de atención a la primera infancia para contribuir a establecer diversas modalidades de llegada a las familias, fortalecer sus capacidades y brindar orientaciones para que apoyen el desarrollo de sus hijos e hijas en esta etapa fundamental de su desarrollo.

“Lo importante es adaptar y generar modalidades innovadoras de apoyo a las familias, en este momento que están siendo muy afectadas por la pandemia. Debemos transformar esta crisis en una oportunidad para fortalecer el cuidado cariñoso y estimular el desarrollo de los niños y niñas más pequeños mediante el juego y el amor”, afirmó Adriana Ayala, Oficial de Educación Inicial de Unicef.