Un grupo de militares se protege con barbijos. (Foto: periódico Tarija)

Roberto Medina / Bolivia Digital

Efectivos militares y policiales exponen a diario su salud debido a que están en constante contacto con la ciudadanía, lo que les hace vulnerables a contagios de coronavirus, por ello el equipamiento de bioseguridad es indispensable para que continúen con sus labores de control.

A pesar de estos riesgos, muchos de ellos no cuentan con los insumos correspondientes, por ello el ministro de Defensa, Luis Fernando López, pidió mayor colaboración de los gobiernos municipales y departamentales.

“A las Fuerzas Armadas nos falta apoyo con elementos de bioseguridad y se trabaja en ello. Se hacen barbijos para la tropa, pero no alcanza, entonces la dotación es responsabilidad de los gobiernos municipales y gobernaciones. Muchos hacen esfuerzos, pero otros no apoyan al 100% y estos días deben tomar conciencia”, declaró a la Red Unitel.

El titular de Defensa añadió que en las próximas horas se reunirá con distintas autoridades para indicarles que las Fuerzas Armadas y la Policía requieren, al igual que los médicos y las enfermeras, mayor equipación.

“Hay empresas bolivianas que están empezando a fabricar esos elementos que son fundamentales para ambas instituciones”, señaló.

Posible ampliación

Respecto a la posible ampliación de la cuarentena total, cuya finalización inicialmente está prevista para el 15 de abril, López señaló que es una decisión que se debe analizar porque la situación es diferente en cada región.

“Es un tema por analizar en conjunto con las fuerzas vivas y las autoridades porque cada región es un caso diferente y esa decisión se la debe tomar después de un análisis entre todas las autoridades. Lo que ocurrió en Montero dice que estarían (en cuarentena) hasta el 21 de abril, pero veremos cómo funciona (el encapsulamiento), aunque parece que la tendencia indica es que se alargue. Se analizan todas las opciones para que no haya más muertes y hay la voluntad para frenar más muertes”, remarcó.