Motorizados incumplen con la disposición. (Foto: Éxito Noticias)

Bolivia Digital

A pesar de las constantes recomendaciones para quedarse en casa y cumplir con la cuarentena y las restricciones para la circulación de motorizados, efectivos de la Policía y de las Fuerzas Armadas detuvieron en la madrugada más de una decena de vehículos de transporte público que trasladaban a ciudadanos desde El Alto.

Los choferes arrestados indicaron que necesitaban ganar el sustento diario y que cumplían con todas las normas de bioseguridad para el traslado de pasajeros, situación que no era evidente.

Otros conductores señalaron que se trataba de personal de salud; sin embargo, estas afirmaciones también fueron desmentidas.

Todos los detenidos fueron remitidos a la Dirección de Tránsito, donde se dispuso su arresto por ocho horas y el pago de una multa de 500 bolivianos.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, señaló que de ahora en adelante los controles serán en las madrugadas y ya no al final de la tarde.

“Ahora los controles serán muy temprano y no al final del día porque esa gente irresponsable se moviliza en la madrugada. Gracias a un acuerdo con las alcaldías se utilizan los buses PumaKatari (La Paz) y WaynaBus (El Alto) para el traslado de los profesionales en salud, aunque no en toda su capacidad para evitar posibles contagios”, afirmó.