Militares y la guardia edil durante un control en Cochabamba. Foto: Los Tiempos.

Bolivia Digital

Desde las 00.00 de hoy, personal militar y policial intensificó los controles en calles, avenidas y otros espacios públicos del territorio nacional para hacer cumplir la disposición gubernamental de circulación peatonal para ir a los centros de abasto solo de quienes las cédulas de identidad terminan en siete u ocho, en el caso de los jueves.

Asimismo, los uniformados fueron más minuciosos en la revisión de motorizados que circulan con alimentos de primera necesidad y, previa constatación, se les permitió la transitabilidad.

Los oficiales realizaron operaciones conjuntas de control para dar cumplimiento al estado de emergencia sanitaria que dispuso ayer en la noche la presidenta Jeanine Áñez para restringir la circulación de vehículos y personas.

Solo se permite que los ciudadanos adquieran productos de primera necesidad y se les ordena el retorno inmediato a sus domicilios.

Según las nuevas disposiciones, las personas que incumplan esta determinación deberán pagar una multa de 1.000 bolivianos y podrían ser sometidos a un proceso penal, en tanto que los conductores deberán pagar una sanción de 2.000 bolivianos previo cumplimiento de un arresto de ocho horas.

Asimismo, se informó que se revocaron todos los permisos de circulación, por lo tanto quienes requieran circular deberán tramitar nuevas autorizaciones. 

Un reporte de la Red ATB comprobó que pese a las nuevas prohibiciones, las actividades en la ciudad de El Alto se desarrollan con relativa normalidad, ya que las personas siguen circulando por las diversas arterias de esa urbe sin las medidas de bioseguridad, al igual que vehículos de transporte público y privado.