Entrega de donaciones en Oruro. (Foto. RB)

Bolivia Digital

Unilever donará esta semana 20 respiradores destinados a los hospitales públicos del país y alrededor de 1.800 reactivos para la detección del COVID-19.

“En las próximas horas haremos la entrega a las autoridades de estos importantes insumos médicos que servirán para la detección de la enfermedad y su tratamiento en los centros de salud de referencia en diferentes puntos del país”, dijo el gerente general de Unilever, Fernando Ciarrocca.

Los respiradores de la marca BMC están destinados a pacientes adultos con receta médica en el hogar o en el entorno hospitalario/institucional y los kits de detección diagnóstica, que se aplican mediante la técnica del hisopado nasofaríngeo PCR, permiten tomar muestras en pacientes ambulatorios, para su posterior análisis en laboratorio.

Ciarrocca añadió que en la fase de la cuarentena dinámica a la que se ha ingresado, la realización de pruebas de detección de COVID-19 se convierte “en un aspecto clave para frenar la propagación de la pandemia”.

El ejecutivo recordó que, desde un primer momento, el objetivo de Unilever fue apoyar los esfuerzos que realiza el Gobierno y la población para frenar la pandemia, a través de la donación de detergentes y desinfectantes a los hospitales que atienden casos de COVID-19 y también de la limpieza de espacios públicos con líquidos de potente efecto antibacterial.

“Nuestro compromiso es seguir trabajando junto con los bolivianos para que el impacto de esta pandemia no sea tan severo en el país, pero también para mantener el abastecimiento de productos esenciales de la canasta básica producidos en nuestras plantas de Cochabamba”, añadió.

Durante las últimas semanas Unilever ha donado más de 12 toneladas de insumos de limpieza y desinfección a hospitales de La Paz, El Alto, Cochabamba, Oruro, Santa Cruz y Beni, y se tiene previsto llegar también a centros médicos de referencia en Tarija.