Una de las reuniones de la Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social (UNITAS). (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

La Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social (UNITAS) solicitó este sábado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el otorgamiento de medidas cautelares a favor de pacientes que están siendo afectados por la falta de oxígeno, provocada por los bloqueos de caminos organizados por grupos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS).

La institución manifestó que el fallecimiento de una mujer de 27 años por falta de oxígeno y el riesgo de la vida de 11 bebés que requieren oxígeno representan una situación de “gravedad, urgencia y daño irreparable” para las personas involucradas, quienes están viendo afectados sus derechos a la vida, a la salud y a la integridad personal.

UNITAS señaló que — a través de las medidas cautelares otorgadas por la CIDH — se busca adoptar las medidas necesarias para garantizar la vida, integridad personal y salud de los niños, niñas y adolescentes pacientes que requieren de oxígeno, señala el documento institucional.

El segundo objetivo es que estas medidas aseguren que las “condiciones de salubridad y seguridad en la que se encuentran las personas contagiadas con COVID-19 y los niños, niñas y adolescentes pacientes en el Hospital Holandés y del Hospital de la Mujer sean las adecuadas, conforme a los estándares internacionales aplicables”.

Las medidas cautelares también permitirían al Estado informar sobre las acciones que provocaron el desabastecimiento de oxígeno, las sanciones que se dieron a los responsables y las medidas que se adoptaron para evitar que este hecho se repita.

La carta, firmada por la directora de UNITAS, Susana Eróstegui, precisa que el desabastecimiento de oxígeno no sólo se suscita en el departamento de La Paz, sino es un asunto que se replica en varios departamentos del país.

Según los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud, un gran porcentaje de pacientes contagiados con el COVID-19 requieren de la oxigenoterapia, por lo que la oxigenación asistida es fundamental para su vida, salud e integridad personal. La falta de acceso a este insumo puede ocasionar la evolución de la enfermedad y el consiguiente deterioro progresivo de la salud.

El Colegio Nacional de Abogados de Bolivia (Conalab) también solicitó otorgar medidas cautelares al Estado en busca de diálogo para el cese de las medidas de presión. Asimismo, manifestaron que el Ministerio Público y la Defensoría no cumplieron con su rol constitucional establecidos en los Artículo 225 y 228 de la Constitución Política del Estado (CPE).

Los bloqueos de carreteras provocados por el descontento con la fecha de las elecciones no permitieron, durante seis días, el libre tránsito de los alimentos, ambulancias, medicamentos y oxígeno medicinal para la población.