El ministro de Defensa, Luis Fernando López, anticipó que la repatriación de los bolivianos se realizará de manera ordenada a un centro conformado por al menos una decena de carpas equipadas con servicios básicos y sanitarios. (Foto: Ministerio de Defensa)

Reynaldo González / Bolivia Digital

En un inédito operativo humanitario, cerca de 500 ciudadanos bolivianos serán repatriados a partir de este sábado. Un primer grupo de 300 personas reingresará esta jornada desde el municipio chileno de Huara, a 170 kilómetros de Pisiga (Oruro).

Estas operaciones fueron coordinadas entre la canciller boliviana, Karen Longaric, y su colega chileno, Teodoro Ribera, según informaron ambas autoridades a través de sus cuentas de Twitter. Los cancilleres también dialogaron sobre las medidas para frenar al coronavirus.

“Ciudadanos bolivianos en Huara retornarán gradualmente a su país. Por disposición de autoridades bolivianas y para operar según sus capacidades, mañana (sábado) cruzarán 300 personas y el próximo martes, 200. Agradecemos al Gobierno de Bolivia”, indicó Ribera.

Todo comenzará a las 05.00 de este sábado, cuando autobuses bolivianos pasen la frontera para recoger a los bolivianos que acampan en Huara. Los connacionales serán instalados en un campamento montado para que cumplan una cuarentena de 14 días.

Tanto el Gobierno de Bolivia como el de Chile cerraron sus fronteras para frenar el avance y la propagación del virus. En ambas naciones existe una emergencia sanitaria por efecto de la pandemia que provocó este agente biológico.

La jefa de la diplomacia boliviana recalcó que durante la conversación con Ribera también abordaron “la cooperación y el intercambio de experiencias” para enfrentar este mal.

Huara

Los compatriotas se encuentran en Huara, una población ubicada en la provincia chilena de Tarapacá, imposibilitados de ingresar a territorio nacional debido al cierre de fronteras establecido el 25 de marzo como medida preventiva contra el coronavirus.  

Según el director Nacional de Migración, Marcel Rivas, para este sábado Bolivia tendrá listo un centro de cuarentena en el que, en cumplimiento a los protocolos médicos internacionales, los bolivianos repatriados serán sometidos a controles médicos.

El centro se encuentra conformado por al menos una decena de carpas equipadas con servicios básicos y sanitarios, además de ambientes de esterilización. Se espera que, en los próximos días, el centro sea completado con módulos médicos construidos en coordinación con el Ministerio de Defensa y con el apoyo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, anticipó que la repatriación de los bolivianos se realizará de manera ordenada y añadió que “lo único que ellos tienen que hacer es permanecer allí”. La autoridad anticipó que los repatriados recibirán alimentación durante la cuarentena.