INT - Uruguay - EFE

 

EFE / Uruguay/Edición Impresa
Uruguay celebrará hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en la que decidirá si el Frente Amplio (FA), coalición de izquierda que gobierna desde 2005, asume su cuarto mandato consecutivo o si el Partido Nacional (PN) gana y regresa la derecha.

Todas las encuestas arrojan un triunfo del candidato blanco, Luis Lacalle Pou, quien, pese a quedar 10 puntos por detrás del oficialista Daniel Martínez en la primera vuelta celebrada el 27 de octubre, se beneficiaría en este balotaje de la alianza formada con la mayoría de partidos de la oposición.

Lacalle Pou, hijo del que fuera presidente entre 1990 y 1995, Luis Alberto Lacalle Herrera, consiguió formar una coalición “multicolor”, como él la denomina, pidiendo el “cambio” en Uruguay luego de 15 años del FA en el poder.

Para ello, logró el apoyo del Partido Colorado (PC, centroderecha) —la otra fuerza tradicional de Uruguay, con 183 años de historia, igual que el PN— y de Cabildo Abierto (CA, derecha), fundado en 2019 y liderado por el excomandante en jefe Guido Manini Ríos.

Estas dos formaciones fueron la tercera y la cuarta más votadas en la primera vuelta, siendo CA la gran sorpresa en la política de Uruguay debido a la fuerza con la que entró al Parlamento pese a ser un partido nuevo: 3 senadores y 11 diputados, y un 10% de votos.

También los minoritarios Partido Independiente (PI, centroizquierda) y Partido de la Gente (PG, derecha) apoyaron, durante la campaña para esta segunda vuelta, a Lacalle Pou y, por tanto, un futuro gobierno de coalición.

2,7 MILLONES DE CIUDADANOS LLAMADOS A LAS URNAS
Según Wilfredo Penco, vicepresidente de la Corte Electoral, para esta segunda vuelta están llamados a las urnas 2.699.980 ciudadanos que votarán en 7.122 circuitos (mesas) entre las 08.00 y las 19.30.

El voto en Uruguay es obligatorio y no existe la modalidad por correo ni consular, por lo que se esperaba la llegada de unos 20 mil uruguayos residentes en Argentina, en su mayoría partidarios del FA.

Según Penco, se prevé que el escrutinio “estará mucho antes” que en la primera vuelta, al haber únicamente dos opciones de voto, por lo que se espera que, en torno a las 22.00, haya un 90% del recuento finalizado.