Representación del plasma de hiperinmune. (Foto: Min. de Salud)

Bolivia Digital

La transfusión de plasma de sangre de pacientes recuperados, después de haber adquirido el coronavirus (COVID-19), a los infectados que están batallando contra la enfermedad dio resultados positivos como tratamiento, según informó el ministro de Salud, Marcelo Navajas.

“El plasma hiperinmune ya se ha usado en pacientes en el departamento de La Paz, con buenos resultados. Ha sido manejado por profesionales que los han recomendado. Es un procedimiento que no es nuevo, ya se ha comenzado a hacer hace mucho tiempo y está validado”, indicó.

El plasma sanguíneo es el suero o porción líquida que queda después de que se hayan removido los glóbulos rojos, las plaquetas y otros componentes celulares de la sangre.

Su uso, como medida terapéutica, fue validado en el país a través de la Guía para el manejo de COVID-19, elaborado por el Ministerio de Salud y el Comité Científico Asesor, indica nota de prensa.

Según la guía, el plasma convaleciente o inmunoglobulina hiperinmune logró reducir los síntomas y la mortalidad por COVID-19, aunque el anticuerpo es más efectivo cuando se administra de manera temprana, es decir, poco después del inicio de la sintomatología.

“Si bien el plasma convaleciente puede ser administrado como herramienta terapéutica en cualquier contexto de gravedad, los estudios preliminares han resultado más beneficiosos para pacientes en mejores estadios pulmonares, es decir, tempranamente”, señala el documento.

De acuerdo con el reporte epidemiológico, a la fecha 273 personas que se contagiaron con el virus, en todo el país, se recuperaron y recibieron su alta médica.

“Nosotros hemos acelerado y hemos facilitado el envío de este plasma hiperinmune a otros departamentos, tenemos entendido que está yendo bastante bien”, añadió el ministro Navajas.