Valenzuela era hombre de confianza de Gabriela Montaño. (Foto: Captura)

 

Eliana Uchani / Bolivia Digital

El funcionario del Ministerio de Salud involucrado en la presunta compra con sobreprecio de los 170 respiradores, Fernando Valenzuela, fue asesor jurídico de la Cámara de Diputados y hombre de confianza de Gabriela Montaño desde 2015.

Montaño fue elegida por sus colegas como titular de la Cámara Baja desde la primera gestión Legislativa, del tercer mandato de Evo Morales. Tras su designación como Ministra de Salud, en febrero de 2019, Valenzuela se fue con ella y estuvo al mando de la Dirección de Asuntos Jurídicos de esa cartera de Estado.

Según el reporte del portal web del Sistema Integrado de Gestión y Modernización Administrativa (Sigma), el funcionario trabajó en la Dirección de Asuntos Administrativos del Ministerio de Educación desde el 10 de septiembre de 2010 hasta marzo de 2011.

En mayo de 2013 ingresó a trabajar a la Cámara de Senadores como director y posteriormente como asesor jurídico de la brigada parlamentaria de Cochabamba del partido azul.

De agosto de 2014 a noviembre de ese mismo año, fue parte de la Gerencia Ejecutiva de la empresa estatal de turismo Boltur. Desde enero de 2015 a enero de 2019 fue designado como Director General de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados.

Al respecto, el diputado de Unidad Demócrata (UD) Amilcar Barral pidió que se investigue el patrimonio del sindicado y que se establezca por qué no fue apartado del Ministerio de Salud, tomando en cuenta que se conocía sobre la afinidad con la exministra de esa cartera de Estado.

El exministro de salud, Aníbal Cruz, ratificó que uno de los ministros le advirtió que Valenzuela era hombre de confianza de Gabriela Montaño y le aconsejó que lo destituya. Sin embargo, Cruz no lo hizo porque mostró solvencia en el cargo que desempeñaba en esa cartera de Estado.

“Lo estaba destituyendo porque a mí me dijeron que era asesor del MAS y que no podía tener más ese tipo de personas (…) Tener un abogado especialista en elaborar leyes, normas, no se consigue fácilmente en la calle. Y si tienes un abogado constitucionalista, seguramente esa persona está ocupada”, sostuvo Cruz, en alusión a las virtudes de Valenzuela.

Agregó que “no se puede encontrar gente” sin que tenga vinculación con el partido azul. Incluso, según Cruz, el aludido trató de conseguir profesionales del interior del país para trabajar en su equipo, pero no todos quieren llegar a La Paz para esas funciones.