Jóvenes que apoyan el incremento del presupuesto. (Foto: RRSS)

Bolivia Digital – Edición impresa 

En medio de la emergencia por el coronavirus se hace más visible la necesidad de garantizar más recursos para la salud. En ese marco, resurgió la necesidad de aprobar la ley del 10% para este sector. A través de las redes sociales se difundió una imagen de protesta, en la que se puede leer: “Pedimos que SESIONE la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y elabore un informe favorable al proyecto de ley de 10% PARA LA SALUD DE BOLIVIA”.

Este proyecto, con amplio apoyo de la población, fue impulsado hace más de dos años por el sacerdote Mateo Bautista.

La presidenta Jeanine Áñez anunció el 16 de enero que se destinará este porcentaje para el sector. “Se ajustó el presupuesto en áreas donde es posible hacer reducciones y finalmente se destinó el 10% de nuestro Presupuesto General de la Nación para la salud de todos los bolivianos”, señaló la Mandataria en aquel momento.

Sin embargo, aún se requería una ley para garantizar similar monto en todas las gestiones siguientes. Por ello se presentó por tercera vez un proyecto a la Asamblea Legislativa Plurinacional, el 27 de noviembre, y después de 180 días que se realizaron distintos trámites, la iniciativa duerme en la Comisión de Salud a la espera de un informe que permita seguir su tratamiento en el pleno del Senado.

El proyecto fue avalado el año pasado por el comité de salud de la respectiva comisión, luego pasó a la presidencia de la Cámara de Diputados, que derivó el documento al Gobierno, donde los ministerios de Economía y de Salud, en menos de 15 días, emitieron informes favorables, es decir que recomendaron su aprobación.

A partir de este último paso, el sacerdote Mateo detalló que el proyecto siguió un camino en reversa, pues volvió al Comité de Salud de Diputados, donde nuevamente recibió el visto bueno por unanimidad y el siguiente paso fue que nuevamente sea tratado en la Comisión de Salud de esa cámara, donde se encuentra actualmente después de más de seis meses.

“El presidente de la Comisión de Salud y Educación, el diputado Franklin Flores lo bloqueó (el proyecto). ¿En qué sentido? No reúne a la comisión para sesionar. Entonces está ahí congelado”, lamentó el sacerdote.

El siguiente paso que debería seguir este proyecto de ley, al igual que otros, es pasar al plenario de la Asamblea y finalmente deberá ser promulgado por el Gobierno.

El religioso remarcó que es necesario agilizar estos pasos, pues en las siguientes semanas, las entidades territoriales deben elaborar sus presupuestos para la gestión 2021. “Si no tenemos aprobada esta ley, hasta eso, tampoco tendremos la partida del 10% en los próximos presupuestos del Estado”, remarcó.

Sobre el proyecto 

La iniciativa legislativa cuenta con ocho artículos y cuatro disposiciones finales. La norma establece que los tres niveles del estado: nacional, departamental y municipal, deben designar mínimamente el 10% de sus recursos específicos para la salud.