DEP 4-5 - FOTO 1 - GROVER

La Paz / Redacción

El presidente de Wilstermann, Gróver Vargas, siente que hay un afán de “amordazar” a sus jugadores de parte del titular de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, con demandas en la Cámara de Justicia Deportiva (CJD).

Esa apreciación surgió después de que Salinas denunciara en primera instancia al futbolista Fernando Saucedo, al que perdonó después que este presentó disculpas públicas. En la actualidad, cursa otra demanda en la CJD contra el arquero Arnoldo Giménez por la misma causa que lo hizo con Saucedo: “expresiones ofensivas” en su contra.

“El señor Salinas quiere amordazar a mis jugadores para que no hagan conocer su punto de vista sobre algunas cosas que son incorrectas, viene amedrentando con demandarlos en los tribunales deportivos, algo que no es de lo más atinado, pero ya lo hizo, primero con Fernando

Saucedo, que ya se solucionó; ahora a ‘Pipo’ Giménez, al que lo vamos a defender con todo, porque no creo que corresponda pedir perdón”, aseguró.

Sobre la posibilidad de que el golero paraguayo decida hacerlo para que el problema no se agrande y se exponga a sufrir una sanción de 1 a 3 años, dijo que es una decisión del jugador, que en cualquier caso lo van a apoyar y defender en las instancias que correspondan.

“ES DE TIRANOS”

“Lo que no está bien es que el señor Salinas amenace con enjuiciar a la gente que tiene derecho a expresar lo que siente sobre un tema, lo que quiere hacer es de tiranos, de gente que no tiene capacidad para llevar algo en paz y en tranquilidad. Lo que a nosotros nos corresponde es trabajar y luchar por algo que nos parece justo”, subrayó.

Sobre un interés de perjudicar a Wilstermann en lo deportivo, porque junto a The Strongest (del que Salinas fue su presidente) está en la pelea por el cupo Bolivia 2 a la Copa Libertadores, afirmó: “Lo que está haciendo no es lo correcto. Para nosotros Salinas es una cosa y The Strongest es otra. Respetamos a The Strongest, que no es una persona al igual que Wilstermann no es Gróver Vargas”.

Por otro lado, admitió que algunos jugadores cometen errores al emitir declaraciones incorrectas al calor del momento. “Hay términos que los jugadores no deben utilizar. Como presidente del club me toca hablar con ellos para reflexionarlos pensando en cuidar la imagen de

Wilstermann, pero eso no lo hacemos bajo presión como lo hace el señor Salinas”.
Finalmente ratificó la posición de romper relaciones como club con la Federación. “Yo soy de una palabra, ya lo dije y no vuelvo atrás”.