Los concejales de la línea del alcalde de La Paz, Iván Arias, aprobaron ayer la Ordenanza Municipal 046, que permite construcciones irrestrictas de hasta 40 pisos en 10 zonas de la ciudad. (Foto: Captura de video)

Gabriela Ramos/Ahora el Pueblo Digital/

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz, además de los entes colegiados de arquitectos e ingenieros, manifestaron hoy, por separado, su rechazo a la Ordenanza Municipal 046/2022 de Ajuste Normativo de Actualización por Crecimiento y Densificación para la Administración Territorial.

El ejecutivo de la Fejuve paceña, Justino Apaza, aseguró que dicha ordenanza atenta contra la urbe y los vecinos, porque generará deslizamientos. Por ello, llamó a la ciudadanía a rechazar la medida.

“La ordenanza 046/2022 es atentatoria contra la ciudad de La Paz (…) Va haber colapso de alcantarillas, deslizamientos, por eso hermanos, hermanas, a todo el pueblo paceño, tenemos que rechazar esta resolución que afectará bastante a los hermanos paceños”, manifestó, en conferencia de prensa.

En esa línea, cuestionó a los concejales que dieron curso a la norma edil y advirtió que solicitarán su revocatoria, así como la del alcalde Iván Arias.

“El alcalde municipal es cómplice, no puede lavarse las manos rechazando esta ordenanza, porque él la ha impulsado desde el principio. Al señor Arias nosotros ya le hemos pedido que renuncie, posteriormente vamos a solicitar la revocatoria del Alcalde Municipal y de los 11 concejales, se tiene que ir de éste Palacio Consistorial”, expresó.

Por su parte, el presidente del Colegio de Arquitectos de La Paz, Henry Colpari, aseguró que ordenanzas como la 046 hacen de La Paz una urbe inviable, porque además del peligro de deslizamientos provocará caos vehicular.

“Tenemos que frenar esta ley, son 35 barrios que van a salir perjudicados. Llamamos a la población a que defienda los derechos que tenemos al sol, a la ventilación, la iluminación; en nuestra ciudad se paga por recibir los rayos del sol, entonces, no es posible este tipo de normativas”, afirmó. 

Colpari señaló que, por ejemplo, en sectores como la plaza Villarroel se quiere densificar el área con más edificios y aumentar el tope de altura, de siete pisos a 22 y 24. 

Manifestó que en el Distrito 21, que abarca desde la plaza de Obrajes hasta la calle 1 en la zona Sur, se permitirán edificios de 30 a 40 pisos, de modo que el lugar se saturará, sin mencionar el tema del uso de suelos.

El Colegio de Ingenieros se declaró en alerta por la promulgación de esta ordenanza. El presidente del ente colegiado, Raúl Daza, también aseguró que se provocará un caos en la ciudad, así como la imposibilidad de transitar en “todos los espacios que tenemos en la ciudad, que por su topografía es compleja”.

 “Vamos a acudir a todas las instancias que nos permite la normativa y las leyes. No puede ser que exista solo el beneficio para un sector mínimo de la población”, advirtió y adelantó que coordinarán con el Colegio de Arquitectos para presentar recursos constitucionales contra la ordenanza municipal.