Foto ilustrativa

Fernando del Carpio

Una sentencia condenatoria de 20 años en la cárcel de Palmasola para D. F.C. por la violación agravada a su hija en San Ignacio de Velasco fue dictada hoy por el Juzgado Primero de Instrucción Mixto de la Niñez y Adolescencia en lo Penal de San Ignacio de Velasco, en Santa Cruz.

La Fiscalía Departamental refiere, en un boletín de prensa, que en la audiencia de medidas cautelares el fiscal asignado, Renzo Estévez, demostró la existencia de los riesgos procesales de peligro de fuga y obstaculización, y los elementos de convicción que demuestran su culpabilidad. Ante esa situación, el imputado, mediante su abogado, reconoció el hecho y solicitó someterse a la salida alternativa de procedimiento abreviado.

De acuerdo a las investigaciones, el 1 de abril, alrededor de las 15.00, la policía del municipio de San Ignacio de Velasco recibió una llamada telefónica del exencargado de la OTB de la comunidad Canon Verde, indicando que un hombre habría violado y embarazado a su propia hija, quien recientemente habría dado a luz.

Los efectivos policiales se constituyeron en dicha comunidad, donde constataron el hecho y al momento de la aprehensión los vecinos intentaron quemar al ahora sentenciado.

El fiscal Estévez manifestó que se conoció que la víctima, quien actualmente tiene 18 años, fue agredida sexualmente por su padre desde que tenía 14 años de edad y por los constantes vejámenes que sufrió durante esos cuatro años tuvo tres hijos para su progenitor.