Telesur

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó ayer que el país afronta una segunda ola del virus del Covid-19 a causa principalmente de la variante brasileña.

“Venezuela está frente a una nueva ola de contagios de coronavirus debido a la presencia de las variantes brasileras en el país (…). La variante nos está llevando al punto cero del año 2020”, informó Maduro en conferencia de prensa.

El mandatario aseveró que la variante brasileña llegó con mayor fuerza en los estados venezolanos de Anzoátegui, Caracas, Guárico, La Guaira y Monagas.

“Es una realidad que Brasil es la mayor amenaza del mundo y está afectando a todos los vecinos”, agregó.

Maduro dijo que los casos de Covid-19 iban en descenso, hasta que llegó la nueva cepa.

“Desde el 4 de marzo se detectaron los primeros contagios de la nueva variante, esto significa que no nos podemos relajar y debemos tomar medidas urgentes, las cuales deben estar acompañadas de un consenso de la población”, añadió el presidente Maduro.

El Jefe de Estado puntualizó que ayer se reportaron casi 800 contagios, así como 739 casos nuevos durante la anterior semana y 466 pacientes recuperados por día. “Venezuela tiene 7.700 casos activos en promedio, estamos subiendo de 21 a 27 casos por 100 mil”.

Medidas

Producto del aumento de casos y fallecidos por el virus, el presidente Maduro anunció una serie de medidas sanitarias y de control social para prevenir más contagios en el país.

Además de prohibir las reuniones y emprender una masiva campaña de comunicación, la Semana Santa será de cuarentena estricta.

“La Semana Santa será de cuarentena radical, lo hacemos por la salud del pueblo, de la gente”, advirtió la autoridad.

LinkedIn