La ministra de Trabajo, Verónica Navia. (Foto: Gonzalo Jallasi)

Williams Ramírez

La ministra de Trabajo, Verónica Navia, tiene como mandato actualizar la Ley del Trabajo, que nació como un Decreto Supremo en 1939, fue elevada a rango de ley en 1944 y desde entonces tuvo parches y modificaciones que incluso desprotegieron a los trabajadores, como el Decreto Supremo 21060 el 29 de agosto de 1985, dictado en la presidencia de Víctor Paz Estenssoro, que relocalizó a la clase trabajadora.

Lo que se proyecta es una revisión integral, una compilación de toda la normativa laboral para crear una sola norma y que todo tenga rango de código laborar para generar incluso la base normativa necesaria y así no tener sentencias constitucionales contradictorias de acuerdo a interpretaciones equivocadas.

“Una sola norma que recopile todo lo avanzado hasta ahora, que elimine todo lo que no protege a los trabajadores y se tenga una ley vanguardista en América, como lo fue la Constitución en su momento; también queremos esto porque nuestro gobierno es de los trabajadores y si no los protegemos, no somos buen gobierno”, dijo la Ministra en entrevista con Ahora el Pueblo.

El pliego petitorio de la Central Obrera Boliviana (COB) presentado este año incluía muchos proyectos normativos que se arrastran desde hace gestiones pasadas. Uno de ellos es la nueva Ley General del Trabajo, que es un pedido histórico y que estaba siendo trabajada, pero fue paralizada por varios puntos que estaban en constante conversación y discusión, pero este año se lograron acuerdos gracias a la proactividad de los dirigentes del ente que engloba a los trabajadores del país.

“Los compañeros quieren este año tener una nueva Ley General del Trabajo, porque se han sentido muy desprotegidos durante la pandemia y el golpismo. Entonces, han sentido la necesidad de avanzar y nos hemos propuesto asumir medidas inmediatas para que el 1 de mayo podamos darles ese regalo con normativas que estaban pendientes desde gestiones anteriores”, explicó la Ministra.

Otro proyecto pendiente es la nueva Ley del Servicio Público, hoy conocida como Estatuto del Funcionario Público, que se prevé promulgar este año. También se tiene planificado trabajar una norma para trabajadores asalariados del campo, que sería incluida en la Ley General del Trabajo para evitar que vuelva a ser solicitada el próximo año. Para eso, una mesa técnica normativa será declarada en sesión permanente para socializar los avances en los espacios laborales y así tener normas consensuadas.

Existe una propuesta de proyecto de ley pensada en el trabajador que engloba la mayor parte de las solicitudes planteadas por la COB en reuniones con el Ministerio de Trabajo. Cuenta con argumentos de legislatura comparada, jurisprudencia nacional e internacional y acuerdos internacionales de respeto a los derechos laborales.

Otro proyecto que protege a este sector es la Ley Contra el Acoso Laboral, que fue enviada a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su tratamiento.

Otra fue aprobada este año mediante una resolución biministerial que contiene ocho protocolos de bioseguridad contra el Covid-19, de cumplimiento obligatorio, para distintos sectores productivos del país, que no afectan a su economía.

Leyes y medidas

El Decreto Supremo de 24 de mayo de 1939, dicta la Ley General del Trabajo que fue elevado a rango ley el 8 de diciembre de 1942.

La cuarentena rígida establecida en el régimen de facto afectó a la economía del trabajador. Hoy las actividades económicas fueron reestablecidas con protocolos de protección para evitar contagios de Covid-19.

linkedin