A través de las redes sociales, dueños de mascotas expresaron su preocupación por la ausencia de un servicio de urgencias veterinarias en tiempo de cuarentena. (Fotos: Animales SOS Bolivia).

Jorge Castel / Bolivia Digital

El Colegio de Médicos Veterinarios de Bolivia (Comvebol) solicitó una autorización al Gobierno para atender, especialmente, a las mascotas que brindan compañía a miles de ciudadanos bolivianos durante la cuarentena.

De hecho, en varias ciudades del país, y a través de las redes sociales, dueños de mascotas expresaron su preocupación por la ausencia de un servicio de urgencias veterinarias.

La misiva fue enviada por Juan Rivero, presidente del Comvebol. En ella solicita “autorizar en la emergencia por el COVID-19 la circulación en casos de suma emergencia a profesionales veterinarios colegiados para no dejar sin atención a los animales de compañía y de granja”.

Estos profesionales también esperan ser incorporados en el “sistema de salud pública boliviano”, ya que esta es una antigua demanda de este sector.

En ese marco, Erwin Villagómez, presidente del Colegio de Veterinarios de Santa Cruz, solicitó un “trato igualitario con los médicos” y que se les permita circular para hacer su trabajo.

“Hay emergencias, como intoxicaciones, partos y cuidados intensivos, y tenemos que acudir; la mascota es un despeje psicológico de muchas familias”, apuntó.

En La Paz, la veterinaria Andrea Molina informó que la demanda de atención es continua en la época de cuarentena y que es urgente contar con el permiso de las autoridades.

“Muchos hemos puesto en Facebook la diferencia entre emergencia, urgencia y consulta, dejando de lado lo rutinario y abocándonos a emergencias; hay casos de animales con fracturas, con hemorragias, atropellados y envenenados. También tenemos pacientes con quimioterapia, a los cuales no se les puede suspender el tratamiento”, detalló.

En Cochabamba, el veterinario Edwin Guzmán sostuvo: “No porque estén encerrados los animalitos no van a tener patologías. Hay casos de emergencia, yo atendí algunos porque el consultorio está en mi casa y me facilita el trabajo. Se atendió infecciones gastrointestinales, cirugías y traumatismos”, precisó.