La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, participando de la entrada folklórica de la Virgen de Urkupiña. (Foto: Bolivia TV)

Williams Ramírez / Ahora EL PUEBLO Digital/

La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, participó este domingo en la entrada folklórica de la festividad de la Virgen de Urkupiña, en Quillacollo, reafirmando su fe.

Esta fiesta se realiza después de dos años de pausa por la pandemia del Covid-19. Alrededor de 50 mil danzarines coloridos dieron vida a la festividad más importante en el corazón del país, reactivando la economía por la fiesta y esto gracias a la vacunación que está garantizada por el Gobierno nacional.

“La reactivación económica productiva es posible gracias a una campaña de vacunación desarrollada por el Gobierno, que está permitiendo la inmunización para poder llevar adelante esta fiesta”, dijo la viceministra.

La reconstrucción de la economía permite a Bolivia tener indicadores alentadores y una inflación de 1,6%, una de las más bajas de la región.

Alcón le pidió a la Virgen de Urkupiña la unidad del país para continuar por la senda del crecimiento, que será posible transitando el camino del diálogo que permita trabajar por el crecimiento y la salud del país.