Bolivia Digital

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, solicitó a la Fiscalía iniciar una investigación de oficio para conocer la procedencia de las presuntas armas modernas que exhibieron motociclistas en el Trópico de Cochabamba.

“Esta situación es ilegal se tiene que procesar y dar con estas personas, el Ministerio Público debería iniciar un proceso de oficio para investigar quienes son los propietarios de estas armas. Este armamento de última generación son fusiles de asalto de fabricación rusa y americana. ¿Pero cuál es el origen de este armamento? ¿Cómo llego al Chapare?”, cuestionó.

La autoridad manifestó que observaron con estupor cómo en el Chapare un grupo de motociclistas hicieron gala del armamento que ostentan, que a su juicio son mejores que las del Ejército. Otro grupo similar habría ingresado armado a la localidad de Yapacaní, Santa Cruz, amedrentando a la población.

Detalló que el armamento manejado son fusiles de asalto de última generación y de fabricación rusa y americana. La institución presume que las armas llegaron vía aérea porque son de grueso calibre y fueron traídas por presuntos narcotraficantes colombianos y mexicanos para intercambiarla por droga.

Issa advirtió que también reconocieron a otros grupos armados con fusiles máuser en el altiplano paceño y potosino. Pese a que las armas son antiguas, pueden quitar la vida de las personas o herirlas gravemente, aseguró.

El viceministro señaló que estos ciudadanos deben ser procesados por los delitos de alzamiento armado, terrorismo y sedición que están tipificados en el Código Penal.