Víctimas de 2019 marchan por el centro paceño exigiendo justicia. (Foto: Gonzalo Jallasi)

• Romina Montoya /

Familiares de fallecidos, heridos y detenidos torturados en las masacres de Senkata y Sacaba firmaron este domingo un acuerdo de unidad para impulsar la reparación integral a las víctimas, el inicio de procesos ordinarios contra los ministros del régimen de facto de Jeanine Añez que firmaron el Decreto Supremo 4078, entre otras denuncias que hacen a la vulneración de derechos humanos.

El representante de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos en la ciudad de El Alto, David Inca, explicó que dentro de la reparación a las víctimas se debe incorporar a las personas que fueron detenidas o procesadas indebidamente.

“La reparación integral consistirá en otorgar a las víctimas trabajo, atención médica y psicológica en traumas y torturas, ayuda humanitaria, económica, alimentación; y la gran novedad es la incorporación de las  personas detenidas en el proceso. Además se brindará un daño emergente y lucro cesante, que quiere decir que si muchos de los hermanos perdieron su trabajo luego de ser heridos en los conflictos de 2019, recuperan sus recursos durante ese año”, informó.

Se impulsarán, además, procesos ordinarios en contra de los ministros que firmaron el Decreto Supremo 4078, contra los comandantes de la Policía y del Ejército, quienes elaboraron el denominado plan operativo ‘Sebastián Pagador’.

También se hará un proceso contra quienes aplicaron un trato inhumano y degradante en todos los centros hospitalarios y clínicas en noviembre de 2019; se pedirá identificar y sancionar a los operadores de justicia, ya sean policías que se encontraban en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), como los oficiales que cometieron torturas en el penal de San Pedro.

“Se ha hecho esta reunión con todas las víctimas, se ha firmado el acuerdo y corresponde de parte nuestra presentar los memoriales solicitando al Fiscal Departamental o fiscales de matera a solicitud de las víctimas”, sostuvo.

linkedin