Afectados de las masacres de Huayllani en marcha de protesta. (Foto: Opinión)

• Romina Montoya /

Familiares y víctimas de la masacre de Huayllani anunciaron que iniciarán el 18 de octubre una marcha desde Sacaba (Cochabamba) hasta La Paz en busca de que se haga justicia por sus muertos y heridos. La medida fue analizada y definida por unanimidad en una reunión que llevaron a cabo en esa ciudad.

“La justicia anda muy lenta, vamos a exigir que haya justicia. También pedimos que Añez sea sentenciada a 30 años”, manifestó Roberto Jucumari, representante de las víctimas de Huayllani.

Otro de los representantes recordó que empezaron con vigilias, pero que ahora continuarán con la marcha. “No vamos a aceptar nada en medio camino, sí o sí vamos a llegar a La Paz”.

Entretanto, el representante de las víctimas de Senkata, David Inca, no descartó la posibilidad de que los familiares de los fallecidos y heridos puedan participar. Todo dependerá de la reunión que sostendrán este  sábado, en la que analizarán la propuesta que anteriormente fue planteada.

“Hasta ahora no se ha tomado la decisión de hacer la marcha, nosotros estamos a la espera de una reunión que vamos a llevar a cabo el sábado y ahí definiremos si nos sumamos a la marcha que se iniciará el 18 de octubre por parte de las víctimas de Huayllani”.

Inca explicó que esta propuesta forma parte de una gama de presión que fue planteada por las víctimas tanto de Senkata como de Sacaba en la última reunión que sostuvieron en la ciudad de La Paz, la cual quedó pendiente.

Dijo que en todo caso no se descarta la participación de los familiares de Senkata que se organizarían enviando una persona, toda vez que en el caso de los heridos es un poco complicado porque el trayecto será largo.

El 15 de noviembre de 2019, Bolivia vivió una de las represiones más violentas, cuando militares y policías abrieron fuego contra la marcha de personas que se encontraban a la espera de ingresar a la ciudad de Cochabamba en protesta por las agresiones en contra de la mujer de pollera, el respeto a la wiphala y al voto rural.

LinkedIn