DEP 4-5 - FOTO 2 - CESAR

 

La Paz / Redacción

En esta fase decisiva del campeonato Clausura “está prohibido pestañear o subestimar a los rivales, porque una de esas cosas a uno le puede costar quedar fuera de la pelea por el título”, afirmó ayer el técnico de Bolívar, César Vigevani.

El entrenador argentino expresó su satisfacción por cómo está jugando su plantel: “A buen nivel y con variantes que pueden desequilibrar un partido en cualquier momento”.

Dijo que a todos les gusta ganar, pero lo importante es saber “cómo se juega y gana; en el club lo estamos disfrutando mucho, más allá de cómo termine esta historia. Futbolísticamente el equipo está jugando muy bien y eso es una satisfacción para todos los bolivaristas”.

Un aspecto que destacó es que hay un compromiso individual y grupal por alcanzar el objetivo que se trazaron al inicio de la temporada, y eso va partido a partido.

El elenco celeste mañana tiene una visita difícil a San José, en Oruro. “Es un rival fuerte; más allá de todos los problemas por los que atraviesa, tiene un equipo base de muchos años, eso a la larga influye en positivo, con jugadores que se conocen y un juego sólido”.

El técnico anticipó que será un encuentro bien jugado porque “los dos equipos tenemos una propuesta agresiva y ofensiva; más allá del buen espectáculo, será muy luchado porque ninguno querrá perder”.

PROHIBIDO RELAJARSE
Aseguró que los partidos de esta etapa del campeonato son bisagra para los que están arriba y los que están abajo en la tabla de posiciones. “Nadie puede pestañear, dormir o subestimar a los rivales, está todo parejo, club que lo haga quedará fuera de la lucha por el objetivo”, subrayó.

Mencionó que desde su punto de vista falta mucho para que un partido defina algo, tomando en cuenta que faltan seis fechas por jugar y tal como va la clasificación (con diferencia de uno y cuatro puntos) todavía no está decidido quién será el campeón. “Está prohibido relajarse, no hay que dar ventajas, más aún por el nivel que están demostrando los equipos que pelean por levantar la Copa”. 

Puntualizó que Bolívar está arriba de la tabla porque durante el parate obligado “no dejó de entrenar. Los muchachos hicieron un esfuerzo extra para trabajar y la recompensa está a la vuelta de la esquina”.