DEP 14 - FOTO 1 - CAMPEONES

La Paz / Redacción

Cochabamba tiene un nuevo representante en el fútbol profesional boliviano. Municipal Vinto derrotó ayer a Real Santa Cruz (2-0) en cotejo de vuelta de la final de la Copa Simón Bolívar y ascendió.

Con lágrimas en los ojos terminaron los jugadores del equipo también llamado Atlético Palmaflor. Celebraron un título que les da el pase directo para poder disputar la próxima temporada de la División Profesional, en la que se sumarán a Wilstermann y Aurora (este último todavía lucha por no descender). 

La victoria de Municipal Vinto, en el estadio Municipal de Quillacollo, se inició con un equipo local que intentó siempre buscar anotar el tanto que le diera tranquilidad luego del 1-0 que había logrado en el partido de ida en Santa Cruz.

Bajo ese panorama, a los 9 minutos el portero local Juan Carlos Robles falló un disparo desde el punto penal después de una falta que cobró el juez Gery Vargas.

Pese al disparo errado, Vinto sentó dominio en la cancha y se impuso ante un rival que intentó lastimar de contragolpe, pero con tibios ataques. 

A los 43’, el árbitro pitó otro penal y esta vez Robles no falló. El arquero, con un fuerte disparo, puso el 1-0, con el que terminó el primer tiempo.

En el complemento, el equipo cruceño se quedó con nueve jugadores tras la expulsión de Andrés Ballesilla (54’) y Ciro Rodríguez (62’), por juego brusco. Eso fue letal para el cuadro de Real Santa Cruz que se vio superado en el terreno de juego. 

El partido fue dominado por el cuadro de Quillacollo y aseguró su triunfo a los 80’ por medio de José Bustamante, que puso el 2-0 definitivo, para celebrar al final su ascenso.

De taquito

Campaña
Municipal Vinto solo perdió un partido, fue en la segunda fase, ante el mismo Real Santa Cruz, pero avanzó como el mejor perdedor a las semifinales. 

Al indirecto
Real Santa Cruz quedó como subcampeón y jugará ante el penúltimo del torneo Clausura para buscar el ascenso.