La ‘dosis de la esperanza’ en una feria en la plaza San Francisco. (Foto: Archivo)

• Redacción Central /

El vocero presidencial Jorge Richter dijo ayer que el paro cívico convocado desde Santa Cruz perjudica la vacunación y las actividades económicas de la población.

“En el paro hay un perjuicio sanitario, también hay un perjuicio económico, el señor del Comité Cívico de Santa Cruz ha dicho que les va a costar $us 35 millones de pérdida y ¿cuántas vacunas nos compramos con eso?”, preguntó el vocero.

Señaló la irresponsabilidad en la velocidad del proceso de vacunación porque faltan campañas de comunicación para que la gente asista a centros de inmunización.

Explicó que los gobiernos subnacionales son los responsables de la vacunación, el Gobierno consiguió los inmunizantes y los entregó a las gobernaciones.

“Es responsabilidad de quienes tienen las vacunas, no es solamente poner un cartel en la fachada de un centro médico y decir vengan que hay vacunas, se tienen que preocupar con mayor profesionalidad”, dijo Richter.

Para el vocero, es muy fácil hablar de vacunación, pero es más complejo administrarla, y quienes patrocinan el paro no administran con eficiencia el proceso. Los niveles de aplicación de las dosis son bajos.

Recordó que en promedio, en la última semana, al día se vacuna a 15 mil personas, lo que considera un cifra muy baja, ya las gobernaciones no están vacunando de manera masiva.

Cuestionó que no existan campañas comunicacionales, especialmente en la Gobernación de Santa Cruz para invitar a la vacunación masiva, o de las alcaldías paceña y cruceña, porque sus autoridades están empecinadas en el paro y no piensan en la vacunación.

Richter explicó que quienes están patrocinando el paro no tienen deficiencias ni necesidades económicas, por lo tanto lo pueden hacer sin importarles la población que se verá perjudicada.

“Ayer, si la memoria no me falla, hemos vacunado en el país ligeramente a algo más de 3 mil personas en sábado. Ellos tienen que vacunar, tienen las vacunas y tienen los insumos para hacer pruebas diagnósticas, y ayer apenas han hecho 5 mil”, reclamó en conferencia de prensa.

El gobierno del presidente Luis Arce consiguió vacunas para el 100% de la población boliviana en edad vacunable y en pocos días incluidos los jóvenes de 16 años y 17 años.

linkedin