Fotos: APG

• Ahora El Pueblo /

Con un gol tempranero de José Herrera, Wilstermann derrotó a Bolívar 1-0 y se mantiene firme en la zona de clasificación a la Copa Sudamericana.

En contrapartida, la Academia (marcha cuarto en la tabla de posiciones con 49 unidades) puso en riesgo su plaza a la Libertadores después de la caída y el triunfo de Royal Pari (es quinto en la tabla con 48 puntos).

El partido fue intenso, bien jugado y con emociones de gol sobre ambas porterías. El cuadro aviador explotó la jerarquía de Patricio Rodríguez, quien armó las jugadas de peligro bien secundado por sus compañeros. La defensa se plantó segura y despejó cuanto riesgo generó el rival, que no fue poco.

El elenco celeste cometió un par de errores en la última línea, y en una de ellas llegó el gol del contrario, pero mostró buen trato de balón, llegó en base a velocidad sobre el campo rival y generó varias opciones de gol, que no terminaron con la pelota en el arco contrario porque sus delanteros adolecieron de precisión para definir.

El único gol del partido fue convertido por José Hernán en el minuto nueve, con un cabezazo después de un centro de ‘Pato’ Rodríguez. Inconcebiblemente alrededor del goleador estaban cinco defensores de Bolívar que sólo atinaron a mirar cómo golpeó el balón libre y sin marca.

Después de la conquista, la Academia se dio a la tarea de ir con todo el frente para equilibrar el marcador. Un remate de Bruno Miranda pasó cerca del poste, otro disparo de Erwin Saavedra atajó con dificultad ‘Pipo’ Giménez.

En el complemento el Celeste mantuvo la presión y el Rojo no se quedó atrás y de contragolpe intentó ampliar la cuenta.

En la recta final, con suerte y la buena actuación del golero Giménez, el equipo local privilegió la defensa de la mínima diferencia ante la desesperación de los delanteros del contrario, que no pudieron encontrar la fórmula para llegar al gol. A los 73’, Miranda ensayó un sombrerito que pasó por encima del travesaño y a los 86’ un cabezazo de César Martins rozó el poste derecho, con lo que finalizó el compromiso.

Después del último pitazo de Ivo Méndez, ingresó el entrenador de Bolívar, Antonio Zago al campo de juego para reclamarle airadamente por el poco tiempo adicionado y eso le costó la tarjeta roja.

linkedin