El futbolista Pablo Aponte se encuentra con detención domiciliaria. (Foto: YouTube)

La Paz / Bolivia Deportes

Juan Pablo Aponte, de Wilstermann, quien está procesado en la justicia por atentado contra la salud pública y conducción peligrosa, recibirá una drástica sanción económica y disciplinaria por parte de su club, informó el vicepresidente del club, Renán Quiroga.

Lamentó que un jugador de su equipo se haya involucrado en este tipo de hechos, más aún en plena cuarentena, en la que está prohibido circular en auto sin autorización y en estado de ebriedad.

Contó que el presidente del club, Gróver Vargas, habló con el futbolista y le comunicó su molestia por no cumplir con las normas del país y de la entidad. Por su lado, el lateral izquierdo asumió su responsabilidad y pidió disculpas.

Aponte es considerado jugador importante en la estructura titular del Rojo, pero esa situación no le exime de sanciones disciplinarias.

“Es una lástima que el jugador Aponte haya cometido faltas en su conducta personal y profesional. Hay cláusulas en el contrato que regulan su comportamiento dentro y fuera de la cancha, lo que vamos a hacer es aplicar las mismas”, comunicó.

La sanción va desde lo económico hasta la suspensión, sin precisar el monto ni el tiempo, pero aseguró que “serán drásticas”.