DEP 14 - FOTO 1 - FESTEJO

 

Cochabamba / Redacción

Wilstermann sigue firme en la punta. Goleó ayer sin piedad a Destroyers por 7-1, en partido que se jugó en el estadio Félix Capriles de Cochabamba.

El cuadro aviador sufrió un susto en el primer tiempo ante un respondón equipo cruceño, que con disciplina y orden táctico se puso al frente del líder, pero en el segundo período el Rojo fue una aplanadora.

En los primeros minutos el local asomó con insistencia sobre el arco contrario, donde el guardameta Elder Araúz se convirtió en figura al tapar pelotas con destino de gol.

Sin embargo, a los 29 minutos, el goleador del equipo local Gilbert Álvarez rompió el cero con una pelota que ingresó entre el palo izquierdo y el arquero destroyano.

Reaccionó la visita y 10 minutos después, con un potente remate de Matías Aguirre, igualó el tanteador. Así finalizó la primera parte.
En el segundo tiempo se dio el festín de goles del Rojo tras aprovechar una desesperada y desconcentrada defensa de Destroyers, que cometió errores y sintió el desgaste físico.

A los 57’, Álvarez anotó su segunda diana en el compromiso con un remate colocado después de aprovechar un pase medido de Serginho.
La seguidilla de los restantes cinco goles comenzó a los 70’, con un tanto de Moisés Villarroel. Seis minutos más tarde, Álvarez marcó el cuarto y el mismo jugador convirtió el quinto a los 78’.

Con el balón en su poder, Wilstermanm machacó y Ricardo Pedriel anotó el sexto a los 83’, y cerró la abultada cuenta Villarroel, a los 91’.
Con los tres puntos ganados, el Rojo se mantiene líder solitario con 40 unidades.