• Franz Acarapi

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) profundizará la nacionalización de los hidrocarburos para consolidar la soberanía energética del país sobre cuatro pilares fundamentales, informó el presidente de la estatal petrolera, Wilson Zelaya.

La autoridad afirmó que la población aún mantiene vigente el concepto de la nacionalización —del 1 de mayo de 2006—, hecho que quedó reflejado el 18 de octubre en las elecciones nacionales con un respaldo de la ciudadanía con más del 55% de los votos al presidente Luis Arce Catacora y por la continuidad del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, aplicado en los últimos 14 años, “basado en la preservación de la soberanía y en el respeto de los recursos bolivianos para redistribuirlos entre todo el pueblo boliviano”.

En ese marco, Zelaya explicó, en una publicación del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, denominada ‘La nacionalización, el despegue de un país’, que para alcanzar la soberanía energética nacional, la estatal petrolera trabaja sobre cuatro pilares; la sustitución de importación de combustibles, el incremento de las reservas de producción de gas natural y otros hidrocarburos, la reactivación de la industrialización y el fortalecimiento de YPFB como empresa corporativa.

Exploración

En esa línea, Zelaya mencionó que YPFB y sus empresas subsidiarias cuentan con un portafolio exploratorio “muy agresivo” para los próximos años, empezando desde 2021.

Para esta tarea, indicó que se empezó reformulando los presupuestos de trabajo que tienen las empresas subsidiarias, filiales y otras.

“Lo que vamos a hacer en este pilar es incrementar la inversión en el desarrollo de los campos actuales y nuevos campos también”, expresó.

YPFB tiene previsto desarrollar proyectos exploratorios de manera directa y sólo para este año tiene programado incorporar al menos ocho nuevos emprendimientos.

Wilson Zelaya, presidente de YPFB.

Entre los proyectos de incorporación inmediata se encuentra la perforación de los pozos Yarará X2, Yope X1, Las Delicias X1, Irenda X2, Chane X1 y un proyecto de sísmica 3D en Yarará, que permitirá delimitar con mayor precisión el potencial petrolero del área.

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, sostuvo que entre las metas inmediatas está incrementar la producción de gas natural, desde 43 millones de metros cúbicos día (MMmcd) hasta 47 MMmcd.

En hidrocarburos líquidos, el objetivo para este año es alcanzar una producción de 44.000 barriles día, además de reactivar la planta de urea y amoniaco de Cochabamba, entre otros.

De acuerdo con Molina, el plan de exploración de hidrocarburos cuenta con una inversión de Bs 14.700 millones.

Reencaminar el proceso de la industrialización

El presidente de YPFB, Wilson Zelaya, informó que existe la necesidad de reencaminar la industrialización, luego de que fue afectada por la paralización durante el gobierno de facto, como el caso de la planta de urea y amoniaco en noviembre de 2019.

“Pondremos en operación este complejo petroquímico este semestre. Ya hemos iniciado las gestiones para garantizar la comercialización de la urea que se produzca, y esperamos un ingreso de alrededor de 80 millones de dólares por este concepto en esta gestión”, señaló.

Agregó que YPFB tiene planificado fortalecer la planta con la incorporación de nuevos productos que le agreguen mayor valor al gas natural, como los fertilizantes NPK, MAP y otros.

linkedin