Infografía: Horacio Copa.

Se proyecta que en los próximos tres meses el barril de petróleo mantendrá una cotización promedio de $us 20 y el resto del año subiría a unos $us 40.

Franz Acarapi / Bolivia Digital

La histórica caída del precio internacional del petróleo, que el lunes 20 de abril alcanzó una cotización negativa de $us 37,63 el barril, tendrá su efecto en Bolivia el último trimestre del año, informó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz.

El precio del petróleo estadounidense de referencia West Texas Intermediate (WTI) se desplomó ayer al registrar un descenso récord por debajo de los $us 0 el barril y cerrar en $us -37, generado principalmente por una reducción de demanda a nivel mundial influenciada por la pandemia del coronavirus (COVID-19) y la casi saturación de los centros de almacenaje en Estados Unidos.

En ese contexto, Soliz, a través de su cuenta de Twitter, mencionó “que recién se sentirá el efecto en el último trimestre del año. Sin embargo, se están elaborando varias propuestas para reducir el impacto en la renta petrolera”.

De acuerdo con la explicación que brindó el ejecutivo de YPFB a diferentes medios de comunicación, se prevé que en los próximos tres meses el barril del petróleo mantendrá una cotización promedio de $us 20 y el resto del año subiría a unos $us 40.

Asimismo, la reducción en los ingresos por renta petrolera sería unos $us 700 millones en el presente año, lo cual se vería compensado en cierta manera con los ahorros que se generarán en la importación de combustibles (diésel y gasolina) con cerca de $us 550 millones.

“Estamos trabajando al máximo para preservar la economía boliviana ante eventos impredecibles, como el que se registró el día de ayer, debido a la caída del precio internacional del petróleo”, escribió Soliz en otro tuit.

Mercado externo e interno

Soliz también manifestó que los contratos de exportación del gas natural que tiene el Estado boliviano con Argentina y Brasil son sensibles a los cambios en el mercado externo debido a que están indexados al precio internacional del petróleo.

La autoridad aseveró que esto no afectará a los precios de los combustibles como el Gas Licuado de Petróleo (GLP), gasolina, diésel y gas natural. “Seguirán siendo los mismos para el consumo interno”, apuntó Soliz.

Ventaja del gas natural

La presidenta de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Claudia Cronenbold, destacó las ventajas del gas natural respecto al petróleo en el actual y posterior escenario de la emergencia sanitaria mundial, teniendo en cuenta que el gas es “más para la industria y menos para el transporte”.

“Es el energético fósil que menos contamina el medio ambiente e identificado por muchos expertos como el necesario para dar estabilidad a la matriz energética mundial”, sostuvo Cronenbold en declaraciones a radio Marítima.

Dijo que la cotización del petróleo se mueve en un escenario muy complejo a causa de la pandemia del coronavirus y la cuarentena que rige en varios países.