El presidente ejecutivo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Herland Soliz. (Foto: YPFB)

Se propone pago tras pandemia por el coronavirus.

Javier Prado

El presidente ejecutivo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz, pidió hoy a la empresa Petrobras que mantenga la compra mínima de gas para Brasil, equivalente a 14 millones de metros cúbicos día (MMmcd), con la oferta de la realización de los pagos respectivos una vez finalizada la pandemia por el coronavirus.

“Desde YPFB hacemos un llamado a Petrobras en Brasil para que comencemos este diálogo y ver cómo, en conjunto, superar la crisis del coronavirus (COVID-19) y la mejor forma de salir adelante, tanto con beneficios para los bolivianos como para los brasileños. Nuestra propuesta es que no podemos dejar de vender menos de 14 MMm3/d”, explicó el presidente de YPFB, Herland Soliz.

La estatal petrolera YPFB advirtió el martes 14 de marzo con la ejecución de una multa contra Petrobras y no descartó una controversia legal a la compañía brasileña por incumplimiento de contrato de la octava adenda de compraventa de gas natural.

Soliz explicó que la estatal petrolera está dispuesta a iniciar el diálogo con Petrobras sobre la octava adenda con el contexto de mantener las buenas relaciones durante la presente gestión y en consideración de la emergencia sanitaria.

“Lo que queremos hacer es entrar en una negociación no por cartas, necesitamos dialogar. Entendemos que esto del coronavirus ha calado hondo en todos los países, estamos en emergencia, estamos buscando la forma de salir de esto, pero también queremos que Petrobras entienda nuestra posición, por algo firmamos un volumen mínimo”, dijo el ejecutivo de la estatal petrolera.

El 6 de marzo, YPFB y Petrobras suscribieron la octava adenda de compraventa de gas natural que establece una nominación contractual de un volumen mínimo de 14 MMmcd y un máximo de 20 MMmcd. El acuerdo representa un ingreso de $us 6.000 millones para Bolivia en los próximos seis años.

La adenda, suscrita a inicios de marzo en la ciudad de Santa Cruz, establece derechos y obligaciones tanto de parte de YPFB como de Petrobras. En aras de mantener buenas relaciones entre ambas instituciones es que la estatal petrolera está abierta al diálogo.

“Nuestra intención no es ir a la confrontación, sino todo lo contrario. Estamos coincidiendo en criterios, pero se está viendo cómo resolver este tema, porque Bolivia realmente es afectada con 4 millones de metros cúbicos día menos”, afirmó Soliz.

Agregó que producir menos de esa cantidad significa un daño técnico al pozo, a los reservorios, porque se disminuye la productividad, y una disminución de la presión hace que el gas no tenga la suficiente potencia.