Las cisternas de YPFB. (Foto: YPFB)

Angela Marquez / Ahora El Pueblo Digital /

El Ministerio de Hidrocarburos y Energías (MHE), a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), entidades bajo tuición, entregó seis cisternas de agua con capacidad de 20.000 litros cada una y dos camiones para apoyar a los municipios afectados por la sequía en el departamento de La Paz.

“Esta es una situación en la que no podemos quedar al margen como sector ni como Gobierno. Es por eso que, a través de nuestras empresas del Estado, como YPFB y ENDE, nos sumamos a este esfuerzo para hacer frente a esta crisis provocada por la sequía”, expresó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, durante un acto que se llevó a cabo en El Alto.

En el marco del Plan Plurinacional de Respuesta Inmediata a la Sequía y mientras dure la emergencia, los camiones y cisternas estarán a disposición de las comunidades de los municipios de Charaña, San Andrés de Machaca, Charazani, Comanche y Santiago de Callapa, a los que también se les dotó más de 60 tanques de agua y 3.800 metros de politubos por parte del Viceministerio de Defensa Civil, según una nota de prensa.

Molina explicó que esta crisis de falta de agua es la consecuencia de la deforestación desmedida y también de un capitalismo inmisericorde que, “a nombre de la globalización hace uso y abuso de nuestros recursos naturales que está afectando el medio ambiente, son países como Bolivia los que sufren las consecuencias”.

Incendios en Los Yungas

El ministro también dijo que el apoyo del Ministerio de Hidrocarburos y Energías no sólo llega con agua a las comunidades que sufran la falta del líquido elemento, sino también a Los Yungas para sofocar los incendios. En ese sentido, existen motorizados de YPFB que trasladan agua a los puntos en los que se detecten focos de calor.

Asimismo, desde el 1 de diciembre, a través de Delapaz, filial ENDE, esta cartera de Estado coadyuva a sofocar incendios en el municipio de La Asunta, de La Paz, con el traslado de más 26 mil litros diarios desde las fuentes hasta los puntos donde fueron localizados los incendios.

Para esta actividad se ha dispuesto de dos camiones, 41 turriles con capacidad para 200 litros, personal técnico de la Paz que ayuda permanentemente en estas actividades, además de otros insumos necesarios para el desarrollo de la campaña.

“Ojalá que pronto lleguen las lluvias para terminar con estos desastres naturales”, manifestó.