Redacción central – Edición impresa

La ministra de Culturas, Martha Yujra, denunció ayer un complot y guerra sucia en su contra por parte de personas afines al Movimiento al Socialismo (MAS) y exfuncionarios de esa cartera de Estado para desacreditarla.

“Me he querellado contra varios exfuncionarios, contra la exministra Wilma Alanoca, y como respuesta recibo una guerra sucia. Me quieren hacer daño, me quieren perjudicar, pero no lo van a lograr. Voy a revelar todas las irregularidades sobre el mal manejo de los recursos en el ministerio”, dijo en declaraciones a la prensa.

No descartó que siga esta guerra sucia en su contra para evitar que se develen irregularidades que hubo en ese ministerio, que, a su juicio, era utilizado como fortín político del MAS, donde se descubrieron bombas molotov para atentar contra la ciudadanía en las movilizaciones de octubre y noviembre.