ULT 17-F3-CLAYTON

 

Redacción central – Edición impresa

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Zamora, descartó ayer cualquier intervención violenta en contra de los manifestantes que bloquean la planta de Senkata, en El Alto, y reiteró que el Gobierno agotará todos los recursos posibles para solucionar los conflictos mediante el diálogo.

Señaló que a la fecha, su homólogo de la cartera de la Presidencia, Jerjes Justiniano, se encuentra en esa urbe, donde lleva adelante negociaciones para que se suspendan las medidas de presión, pero existen algunas dificultades, como por ejemplo que los movilizados no tengan representantes que hagan viable el diálogo.

Pese a estas dificultades, Zamora aseguró que hay importantes avances en estas tratativas de pacificación.

“Espero que la conciencia de esa gente, que en este momento complica el normal desarrollo de la vida de los paceños, sea reflexiva y se retire de Senkata. No queremos intervenir a la fuerza, no autorizaremos una intervención agresiva. Esperaremos que se agoten los mecanismos de diálogo”, sostuvo.

Aseguró que el Ministerio de Hidrocarburos está listo para abastecer de combustibles a la población apenas exista vía de acceso para llegar a la ciudad de La Paz.